fbpx

Las metodologías ágiles en la gestión de proyectos: SCRUM

Por: Bruno Enciso Puntas, Project Analyst PlanOK

—————————————————————————–

 

En los últimos años, las metodologías ágiles de gestión de proyectos han llamado mucho la atención debido a la necesidad de entregar un producto (software) completo y en un corto tiempo. Los métodos tradicionales de gestión de proyectos, que durante muchos años han sido utilizados, son consideradas “pesadas” o “lentas”, debido a sus exigencias de formalización, excesiva documentación, estructura predictiva de tareas y esfuerzos. De este “problema” nacen las metodologías ágiles que buscan acortar los ciclos de trabajo, realizar entregas parciales, adaptabilidad y flexibilidad. Actualmente, SCRUM, es uno de los métodos ágiles más difundidos y que trabajamos en PlanOK.

¿Qué es Scrum?

Scrum, es un marco de trabajo (framework) para el desarrollo ágil de proyectos. Dentro de este marco, el proceso de desarrollo de un proyecto se concibe como una sucesión de ciclos cortos de trabajo denominados sprints, obteniendo de cada uno de ellos un producto funcional que va completándose en forma iterativa. Esto permite disminuir dos aspectos muy importantes: tiempo y recursos.

Beneficios del método Scrum

  • Aumento y mejora del trabajo en equipo. El equipo se mantiene enfocado en el objetivo, lo que aumenta la eficiencia entregando versiones del producto en menor tiempo (sprints).
  • Mejora la comunicación del equipo de trabajo, a diferencia de las estructuras tradicionales de desarrollo.
  • Dado que un entregable puede darse entre 3 a 4 semanas, permite ser flexible si existiesen cambios en el proyecto, con un menor costo para minimizar riesgos.
  • El cliente puede empezar a utilizar las funcionalidades más importantes del proyecto antes de que esté finalizado el proyecto por completo.
  • Feedback constante y entrega de un mejor producto final.

 

¿Qué roles utiliza Scrum?

El equipo Scrum está formado por los siguientes roles:

Product Owner: Representa la voz del cliente y el equipo de trabajo. Es el encargado de decidir qué se hace y qué no, cumpliendo con los lineamientos del negocio. El Product Owner prioriza las tareas a realizar para que el equipo de desarrollo pueda entregar funcionalidades en poco tiempo.

Debemos enfatizar que el Product Owner no es el dueño del producto, aunque su nombre inglés lo refiere, sino que más allá de ello, es el puente de comunicación entre el cliente y el equipo de desarrollo.

Scrum Master: Es un experto en Scrum. Está a cargo de establecer la metodología Scrum entre todos los integrantes del equipo y los mantiene enfocados en los principios y las prácticas de Scrum. El Scrum master busca facilitar al equipo todo lo necesario con el fin de alcanzar los objetivos. Entre ellas busca organizar las reuniones de planificación de “sprints”, organiza las reuniones diarias, elimina los bloqueos que existan en el camino y realiza análisis retrospectivos.

Development Team: Es el equipo que realiza el trabajo de desarrollar el producto, aquel que se encarga de desplegar a producción cada Sprint.

Los Development Team se destaca por tener 4 características muy marcadas:

  • Son autónomos y autoorganizados.
  • Son dedicados en su labor para lograr los objetivos.
  • Son responsables y multifuncionales.
  • Consta de entre 5 a 9 personas.

Ceremonias Scrum

Scrum precisa cinco ceremonias principales con la finalidad de cumplir con el control de sus procesos, todas con un sentido de ser propio, la cual hace que sean imprescindibles para esta metodología.

Primera ceremonia: Sprint Planning

El Sprint Planning es una reunión que se realiza al comienzo de cada Sprint donde participa el equipo Scrum al completo. En esta reunión se revisa el Backlog del Producto (lista de trabajo a realizar), para que el equipo de desarrollo seleccione aquello en lo que va a trabajar durante el siguiente Sprint.

Esta ceremonia se divide en dos partes. En la primera parte de la reunión se trata Qué se va a hacer en el siguiente Sprint y, en la segunda parte, se discute el Cómo. La primera parte está organizada y liderada por el product owner, mientras que de la segunda parte se encarga el Development Team. La única labor del Scrum Master es asegurarse de que la reunión existe como parte de Scrum y que se mantiente dentro de las duraciones estimadas.

Segunda ceremonia: Daily Scrum

El Daily Scrum, conocido tipicamente sólo como “La Daily”, es una reunión diaria de máximo 15 minutos en la que participa el Development Team.

En esta reunión cada una de las personas del equipo responden a las siguientes preguntas:

¿Qué hice ayer para llegar al objetivo?

¿Qué voy a hacer hoy para llegar al objetivo?

¿Tengo algún bloqueo que me impida entregar a tiempo el sprint?

Tercera ceremonia: Scrum Review

El Sprint Review es la reunión que ocurre al final del Sprint, generalmente el último viernes del Sprint, donde el product owner y el Develpment Team presentan el trabajo realizado para su inspección y adaptación correspondientes.

Se mostrará el software funcionando en producción y los miembros del equipo tendrán la oportunidad de hacer cuantas preguntas estimen oportunas sobre el mismo. El equipo de desarrollo comenta qué ha ocurrido durante el Sprint, los impedimentos que se han encontrado, así como soluciones tomadas.

La duración estimada de estas reuniones se ejecutan en un entorno de entre 2 y 3 horas.

Cuarta Ceremonia: Scrum Retrospective

El objetivo de la retrospectiva es hacer de reflexión sobre el último Sprint e identificar posibles mejoras para el próximo. Lo usual es analizar qué ha ido bien durante el Sprint, qué ha fallado y qué se puede mejorar.

Quinta Ceremonia: Sprint Grooming o Refinement

El refinamiento del Product Backlog es una práctica recomendada para asegurar que el equipo siempre esté preparado. Su duración estimada es de 2 horas máximo por semana del Sprint. Es necesario, por tanto, que antes de la reunión todos conozcan los requerimientos o historias de usuario que van a ser tratados en la misma y sólo asistan aquellos cuya presencia sea estrictamente relevante.

Conclusiones

La tecnología ha ido avanzando a pasos agigantados. Y así como existen métodos de programación que han permitido adecuarse a estas nuevas circunstancias; la gestión de proyectos, también, ha ido evolucionando constantemente. SCRUM permite precisamente ello, y aunque no es el único método ágil que existe, su versatilidad nos permite a nosotros, PlanOK, ir acorde a la necesidad del negocio y entregar al cliente un producto de calidad.

Read more...