fbpx

Pandemia, informalidad y tiempos mejores.

Llevamos más de 60 días en confinamiento absoluto en Perú, y vemos como los casos de COVID aumentan día a día. No es algo distinto a lo que se está viviendo en muchos otros países, pero, a diferencia de otros lados, Perú tiene una segunda pandemia que no logra controlar hace años: La informalidad; con un 70% (o más) de trabajadores informales, controlar a la gente que vive del día a día es cada vez más difícil. Las reglas y restricciones recaen en las grandes y medianas empresas, que con sus impuestos mantienen al país, pero ese 70% no sólo no colabora, sino que es complicado ayudarlos. No hay registros, no hay datos, no hay nada. Y no hablamos de precariedad. Una gran parte de esa informalidad es en empresas informales, que deslealmente, compiten contra otras empresas que deben someterse a la reglas y burocracia de un sistema que parece esforzarse más en buscar la elusión más que fomentar la formalidad.

La pregunta podría ser entonces ¿y por qué estamos aquí? Bueno, porque afortunadamente, en ese 30% de empresas formales, tenemos a todos nuestros clientes, empresas y por sobre todo grandes personas muy comprometidas por mejorar y ayudar a los demás. Esas personas que se han transformado en nuestros clientes y amigos, y que en estos tiempos de trabajo a distancia han descubierto que un sistema como los de PlanOK les ayudan a supervisar, controlar y atender si tener que estar en la oficina. ¿sabían que desde que se inició la cuarentena las cotizaciones web han aumentado más de un 35%? No es una gran sorpresa en realidad pero hemos logrado, en conjunto con nuestros clientes, migrar a una modalidad de atención 100% virtual, incorporando pasarelas de pago, firmas digitales y electrónicas, y sin parar en la búsqueda de nuevas soluciones que se adapten a las necesidades actuales, como lo hicimos el año 2000, y lo seguimos haciendo 20 años después.

Estamos muy orgullosos de nuestras soluciones, pero estamos más orgullosos aún de nuestros clientes, que aún en dificultades, siguen adelante. Este año no será el de las metas comerciales, pero sí será el de historias y adaptaciones increíble.

Bruno Vaccaro V.
Gerente General Perú