fbpx

Trámites y visitas virtuales a través de plataformas

La industria se adaptó y avanzó desde las salas físicas de ventas y largos trámites presenciales hacia los canales remotos, que son de gran ayuda para los interesados.
—–

El cierre de las salas de venta durante el período más crítico de la pandemia y la dificultad para mantener activo el mercado inmobiliario, abrieron paso a un avance acelerado del uso de lo digital. La tecnología se instaló para ofrecer un mundo de posibilidades e innovaciones, donde el cliente incluso puede revisar el inmueble desde la comodidad de su hogar.

“Las constructoras e inmobiliarias están fomentando cada vez más áreas de innovación interna, pues se sabe que la digitalización permite desarrollar una operatividad eficiente. Esto es sumamente positivo para el ecosistema industrial en general, pues nos permite relacionarnos con otro tipo de clientes”, señala Juan Ignacio Troncoso, gerente comercial de PlanOK. En la industria inmobiliaria destacan actualmente las páginas web y aplicaciones que ayudan a que el potencial cliente pueda hacerse una idea bastante clara de qué es lo que se ofrece, sin necesidad de ir presencialmente. En estas plataformas, las personas usualmente pueden contactarse directamente con algún ejecutivo de ventas que pueda asesorarle.

Actualmente, no solo existen diferentes herramientas digitales a través de las páginas web y aplicaciones. También hay programas para todas las etapas de la venta inmobiliaria, que permiten realizar trámites y cotizaciones de manera más expedita. “Se puede mostrar el edificio de manera virtual, para lo cual existe Hauzd, que crea una versión 3D del edificio conectado con un CRM’s como PlanOK y que le permite al usuario cotizar el producto actualizado en tiempo real con el stock y el precio. Todo desde la comodidad de su casa u oficina”, explica Troncoso.

Además, existen plataformas que ayudan en la gestión de aprobación de créditos hipotecarios, donde tanto los usuarios como las inmobiliarias, pueden trabajar con www.hipotecariofacil.com, una plataforma gratuita que apoya a las personas en la obtención de sus créditos, entregando información para llevar a cabo un procedimiento de la forma más ordenada y clara posible.

Incluso, al momento de realizar el trámite de compra o arriendo de un inmueble, esto se está digitalizando a través de la firma digital y de notarías online que emiten cierto tipo de documentos que permiten agilizar el proceso.

“La posibilidad de facilitar la gestión de firma digital de documentos es un tremendo avance, pues se agilizan los procesos administrativos asociados a la compra o arriendo de un inmueble. La tecnología nos entrega herramientas que facilitan todo el proceso de un potencial comprador”, comenta Troncoso.

Tener claridad de lo que busca

Para realizar una búsqueda de inmuebles más concreta a través de las plataformas digitales es muy importante saber con exactitud lo que se quiere, lo que se necesita y lo que se puede costear. De esta forma, podremos filtrar grandes cantidades de información que ronda por internet y acotar nuestras opciones de compra o arriendo. “Al invertir en un inmueble, por ejemplo, debo tener claridad de cuánto puedo pagar en términos de dividendo mensualmente y proyectar ese monto a la cantidad de años que corresponda. Eso permitirá contar con una idea del monto total sobre el cual puedo invertir y dirigirá mejor la búsqueda de proyectos que se acerquen a lo que requiero”, reflexiona el gerente comercial de PlanOK.

Tomando en cuenta estas consideraciones, es importante elegir sitios que cuenten con la información necesaria para resolver todas las dudas respecto de los procesos, y cuidar que cuenten una trayectoria que respalde su gestión.

BENEFICIOS DIGITALES

Este proceso de digitalización, acelerado por la llegada de la pandemia, se ha instalado entre la comunidad y hoy se vuelve esencial que las industrias creen plataformas de fácil acceso para los clientes que quieren cotizar desde la comodidad del hogar. “Las personas ya no requieren acudir presencialmente a una sala de ventas para conocer un proyecto determinado. Puede vitrinear desde la comodidad de su casa diversos proyectos, cotizar y tomar una decisión que se ajuste a sus necesidades y requerimientos. Una vez elegido el inmueble, es posible desarrollar todo el proceso de cotización de manera remota, lo que no solo implica ahorro de tiempo, sino la posibilidad de acceder a más información y, por lo tanto, tomar determinaciones que se ajusten a la realidad de mi bolsillo“, explica Troncoso.

En cuanto a la perspectiva de las inmobiliarias, la llegada de la digitalización se convierte en un aporte para la gestión de documentos y datos durante todo el proceso de venta de un inmueble. “En términos administrativos, por ejemplo, es posible contar con documentos y datos de un proyecto a tan sólo un clic, mejorando la capacidad de gestión del mismo, desde la edificación hasta la postventa, potenciando considerablemente el servicio en cada una de sus etapas”, señala el gerente comercial de PlanOK.

Publicado en La Tercera.