fbpx

OPINIÓN: Innovar no es sólo inventar: es escuchar y aprovechar oportunidades

Hace unos días, en un ejercicio interno, invitamos a todos nuestros colaboradores a participar en un taller de innovación interna de un día. Buscábamos obtener visiones diversas a problemas que vemos todos los días. Algunos desafíos eran de procedimientos internos y otros tenían que ver con nuestro mercado y la industria. Un trabajo bajo presión que busca mezclar gente de distintas áreas, abrir la mente y proponer soluciones en pocas horas.

Obtuvimos propuestas de solución muy buenas e interesantes. Pero el ejercicio no lo hacemos solamente para obtener una propuesta; lo hacemos porque el ejercicio de innovar es un músculo y como todos los músculos, si no se ejercita se atrofia.

Muchos de nuestros clientes nos empujan a innovar constantemente. “Podrían agregar un botón que haga esto”; “esta pantalla podría tener este dato”; “creo que la base de datos no es eficiente”. Comentarios como estos nos ayudan a crecer como empresa y personas.

El precio de no innovar es alto: márgenes de ganancia más ajustados, pérdida de liderazgo, dificultad para retener profesionales, etc. Innovar no solo es tener ideas nuevas. Es también explotar oportunidades.

El desafío es relevante para la industria inmobiliaria, donde abrirse a este mundo suele ser difícil. ¿Escucharán lo que pasa en las salas de venta y en el departamento piloto para modificar sus diseños según los comentarios de los clientes? Más importante aún: ¿tienen la capacidad para modificar el diseño según los comentarios de los clientes?

¿Qué pasa si no les gusta el baño del piloto? Cuántas inmobiliarias tendrán la capacidad de modificar el diseño antes de empezar la construcción o cuando la obra gruesa está completa. A medida que los procesos constructivos mejoran y los clientes se vuelven más exigentes, es importante que fortalezcamos el músculo que va a permitir hacer estos ajustes de manera ágil, testeando y modificando el diseño a medida que vamos recibiendo feedback de los clientes.

Todos los rubros requieren innovar y cuestionar lo que hacen y cómo lo hacen. Elon Musk no inventó el auto eléctrico, sino que vio la oportunidad de utilizar tecnologías existentes para armar un vehículo eléctrico de lujo. Muchas grandes innovaciones tienen que ver con reconocer y aprovechar oportunidades, además de saber explotarlas.

Juan Ignacio Troncoso, Gerente comercial de PlanOK.