fbpx

Los auspiciosos números del rubro inmobiliario en Colombia

En tiempos de incertidumbre o crisis económica, uno de los sectores que más se resiente, inevitablemente, es el de la construcción. Esto tiene, a su vez, múltiples consecuencias: se detienen las obras y proyectos, lo que impacta negativamente en el nivel de empleo de un país, dejan de registrarse inversiones y el sector lamenta las consecuencias de forma casi inmediata. En 2020, este temor se hizo presente producto de la pandemia provocada por el Coronavirus y hubo muchas miradas sobre el comportamiento de esta industria. 

Afortunadamente, el año pasado fue uno especialmente bueno para la construcción en Colombia. De acuerdo con los datos entregados por Coordenada Urbana, el sistema de información georreferenciado de Cámara de la Construcción en el país (Camacol), la comercialización de viviendas nuevas en el período alcanzó las 194.802 unidades, lo que representa una inversión de los hogares por $37,2 billones. Se trata de resultados históricos en condiciones mayoritariamente adversas en el mundo entero. En tanto, la Vivienda de Interés Social (VIS) también registró un alza de 8% en las ventas, lo que se traduce en 132.584 unidades. 

Los números de 2020 muestran que la vivienda nueva se transformó en el principal destino de inversión de los hogares y las familias en el país. Esto, por su parte, y de acuerdo con lo expresado por Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol, “muestra el gran esfuerzo del Gobierno nacional, poniendo en marcha una política pública de reactivación en un sector esencial para mover el 14% del empleo y el 54% del aparato productivo del país”. 

Estos resultados vienen acompañados de auspiciosas proyecciones para 2021, las que también apuntan a un aumento del 7% en las ventas y que representan un total estimado de 209.000 unidades de viviendas. En tanto, en los próximos meses también se vería el comienzo de la construcción de 149.700 unidades, es decir, un 28% más que en el año anterior. Todo apunta a que el PIB del sector podría empinarse hasta un 8,6% más y que este impulso impacte en la creación de 150.000 nuevos empleos. 

Además de los números en concreto, Forero se refirió a la importancia de mantener subsidios suficientes para responder a una demanda que probablemente se duplicará en 2021. Asimismo, recalcó las oportunidades que se presentan a través de una gestión eficiente y efectiva del suelo sujeto a urbanización a nivel regional, ya que esto permitiría el lanzamiento de 200.000 nuevas unidades de viviendas en 2021. Para finalizar, la dirigente gremial instó a la creación de más y mejores condiciones de inversión y una reactivación constante de la actividad productiva en todas las regiones del país. El cumplimiento de estos objetivos permitirá no sólo concretar las expectativas para este año, sino que establecer proyecciones aún más robustas hacia 2022.