fbpx

La Construcción en Colombia: Un pilar de la recuperación

Después de la pandemia, la economía de Colombia, así como la de varios de los demás países de la región, se vio enfrentada a grandes y diversos movimientos económicos producto del coronavirus. De hecho, terminando el segundo trimestre de 2021 (2T21), el efecto rebote saliendo del encierro indica un crecimiento de un 17,6% en la economía, acompañado por un alza similar en el rubro de la construcción.

Desde el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) aseguran que el PIB constructor creció un 17,3% en el 2T21. Bajo ese mismo punto, el Ministerio de Vivienda señalan que este aumento pudo haber sido mayor de no ser por el paro nacional y los bloqueos a la infraestructura de este año.

El crecimiento comparativo se explica en parte por la caída que experimentó el sector constructor en el mismo periodo de 2020, en que existió una baja de un 31,7% que produce esta percepción positiva en los números de 2021. Aún así, es una buena señal de recuperación y un aspecto en el que se debe seguir trabajando hacia 2022.

Según las cifras del Censo de edificaciones del DANE, el crecimiento del segundo semestre de 2021 en relación al mismo periodo del año anterior es de un enorme 47,4% explicado por las caídas producidas por la pandemia en ese año. Las edificaciones residenciales representaron la mayor parte del cambio, el segmento No VIS creció en un 44,5% y el VIS en un 63% con respecto al mismo trimestre del año anterior.

Luis Felipe Henao, ex ministro de vivienda, afirma que “considerando que tres de cuatro unidades que se venden lo hacen sobre planos” podemos esperar que los diversos proyectos de edificación que hoy se están llevando a cabo las constructoras lleguen a buen puerto y los sigan muchos más. 

Todo esto se suma a lo que afirma Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (CAMACOL), quien se refiere a este tiempo como a los “máximos históricos” en un momento en que el rubro constructor colombiano se solidifica como un pilar de la reconstrucción post pandemia.