fbpx

Inteligencia Artificial en el sector inmobiliario: Redefiniendo el paisaje


La Inteligencia Artificial aparece como un factor cada vez más integrado en la sociedad de hoy en día, ocupando un rol de importancia creciente para distintas industrias que se han visto fortalecidas por sus capacidades. El potencial de automatizar y optimizar lo que hacemos cada día, mientras se procesan enormes cantidades de datos para tomar decisiones cruciales en tiempo real, puede alterar el rumbo de nuestra sociedad. Y así como lo han hecho en otros rubros, la Inteligencia Artificial y el Machine Learning hoy tienen la oportunidad de redefinir el destino del mercado inmobiliario. 

De la Inteligencia Artificial al Machine Learning

La Inteligencia Artificial suele ser un algoritmo estático capaz de operar maquinaria para que tome decisiones inteligentes a partir de órdenes o factores externos. El Machine Learning, en cambio, es un modelo de IA que puede procesar datos y entrenarse a sí mismo a partir de ellos para optimizar el cumplimiento de su función. Si a partir de la Inteligencia Artificial es posible predecir el clima a partir de imágenes satelitales, utilizando Machine Learning podemos encontrar patrones cruzando datos de distintos lugares y a través del tiempo, generando información valiosa.

En el sector inmobiliario esto significa una gran transformación en la comprensión del ecosistema. Hoy en PlanOK contamos con plataformas que son capaces de recopilar datos y así, a través del uso de esta tecnología, entregar insights relacionados al negocio lo que permite a las inmobiliarias, una mejor toma de decisiones. De esta forma, a partir de la información de compra, postventa o renta de propiedades, podemos observar los patrones de conducta de compradores, propietarios y arrendatarios, prediciendo sus necesidades y generando nuevas formas de satisfacer sus necesidades y optimizar nuestros negocios.

¿Apertura hacia un nuevo rubro?

Para precisar, el tipo de dato que se utiliza para obtener estos insights son por ejemplo: los precios de venta y arriendo de un sector, la cantidad y calidad de escuelas cercanas, las tasas de criminalidad, el acceso y movilización del barrio en conjunto con otras estadísticas. A partir del cruce de todos estos datos podemos formar una mejor evaluación de las propiedades y predecir con mayor precisión a los posibles compradores o arrendatarios.

Si bien vamos en el camino correcto, aún queda por avanzar en materia de Machine Learning para la industria inmobiliaria de nuestra región. En países como Estados Unidos o Inglaterra estos procesadores se nutren de una gran cantidad de datos públicos, recurso del que hoy no se dispone de la misma forma en Latinoamérica. Sin embargo, los primeros pasos ya están dados y es sólo cosa de tiempo para que nuestro sector llegue a implementar estas herramientas para dar un gran paso hacia el futuro.