fbpx

Comprar propiedades para revender ¿Por qué te puede convenir?

Comprar propiedades para revender  puede ser una gran oportunidad para tu negocio inmobiliario. Esta modalidad permite aumentar el valor de las propiedades que adquieres antes de venderlas. De esa forma los dividendos de tu empresa se multiplican.

En este artículo te contamos por qué te conviene comprar y revender propiedades. En especial, porque al tener toda la logística en tu empresa inmobiliaria, el camino se hace más sencillo. Aprovecha esta modalidad y haz crecer tus ganancias.

¿Por qué es tendencia emergente el comprar propiedades para revender?

Descubre como revender propiedades

 

Comprar propiedades para revender es una modalidad de compra que se ha dado en Estados Unidos y que se extiende rápidamente por Latinoamérica. También se le conoce como flipping, sin más.

Estos nombres hacen referencia a una modalidad de compra de propiedades. En ella se adquiere un inmueble para remodelar, aumentando su valor y luego venderla. Las empresas que realizan estas prácticas pueden ganar muy buenos dividendos.

Al decantarse por esta modalidad, la empresa de bienes raíces adquiere una propiedad en mal estado. Por lo general, son inmuebles que tienen algún tiempo en el mercado y que no se venden porque no son atractivos a los compradores.

Entonces, se realiza un plan para mejorar la propiedad, modernizándola y mejorando los acabados. De esa manera, el valor de la propiedad sube y se vende ahora con mejores ingresos.

Lo interesante de esto es que las empresas inmobiliarias suelen contar con los recursos y los contactos para hacer las primeras compras. Entonces, es un negocio redondo. Voltear la casa es una oportunidad para todos los involucrados.

¿En qué consiste este proceso? 

 

Exploremos más de cerca esta práctica. Como te venimos diciendo, consiste en comprar una propiedad en mal estado. Luego se remodela para hacerla atractiva a los compradores y con ello se vende a un mejor precio.

Entonces, el proceso implica tres pasos. El primero es comprar la propiedad. Una vez que la empresa la adquiere se pasa al segundo, que es la remodelación. Y finalmente, se pasa al tercer paso: la venta. Miremos cada uno de esos pasos.

Compra

Hay que considerar que este proceso es un negocio de cierto riesgo. Por ello, se deben maximizar las posibilidades de éxito. De manera que aunque busques inmuebles para mejorar, asegura que lo estructural se encuentra en estado aceptable.

Por ejemplo, la casa fea de una zona de alta demanda. De esa forma puedes tener mejor idea de cómo incrementará su valor cuando esté remodelada. Además, así puedes obtener mejor precio al comprarla, al mostrar sus desventajas en relación a las otras cosas.

De esa manera se puede obtener una rebaja en el precio inicial. Por un lado, a pesar del descuento, el vendedor consigue cerrar el trato. Y, por el otro, el dinero que ahorras aquí facilita la inversión en remodelación.

Remodelación

Cuando tu empresa realiza la compra de la propiedad, se debe asegurar de incrementar el valor del inmueble. Para ello, una vez que adquieres una propiedad, es necesario hacer un proyecto de remodelación con un presupuesto claro.

Es indispensable que se ajusten al presupuesto, ya que excederlo puede reducir el margen de ganancia. La remodelación debe asegurar corregir cualquier desperfecto y agregar acabados que incrementen el valor del inmueble.

En esta fase es importante cuidar el dinero y el calendario. En tal sentido, se aplica aquello de que el tiempo es dinero. El proceso de comprar propiedades para revender implica que los constructores realicen los arreglos a tiempo para que el inmueble pase a la fase de venta y se recupere la inversión.

La ventaja de las empresas constructoras es que ya cuentan con equipos de especialistas que puedes realizar los arreglos. Incluso, el uso de herramientas tales como Postventa Inmobiliaria facilita hacer seguimiento al cronograma de remodelación.

Venta

La fase final es colocar el inmueble para la venta. Una vez que se realizaron las remodelaciones, se tasa la propiedad. En ese momento tienes una visión clara de las ganancias, ya que determinas el valor que se ha agregado y se resta el costo de los arreglos.

Además, al agregar a tu cartera una propiedad cuyo aspecto se ajusta a la expectativa de los compradores, tus probabilidades de venta rápida se incrementan. Adicionalmente, las personas están dispuestas a pagar más por un inmueble que está listo para mudarse.

¿Qué ventajas tiene el comprar propiedades para revender? 

Comprar propiedades para revender ofrece múltiples ventajas a las constructoras que la ponen en práctica. En principio, te brinda una interesante rentabilidad que en Chile alcanza entre un 20 y 30%. Así, dejan un interesante margen de ganancia.

Por otro lado, este proceso genera un impacto social positivo al mejorar las comunidades donde se realiza. En ese sentido, tu empresa estaría generando plusvalía al mejorar barrios y colonias, lo que redunda en beneficios para todos.

Además, siempre va a ser más fácil vender un inmueble en buen estado que uno que no se adecúa a la expectativas del comprador. Por eso, la compra de propiedades para la futura reventa es la mejor opción para conseguir márgenes de ganancia superiores.

Conclusiones 

En resumen, el comprar propiedades para revender, te permite obtener mejores ganancias en tus ventas, después de comprar casas o departamentos en mal estado para remodelarlos. De esa forma tus dividendos se incrementan ampliamente.

Visita nuestra página web PlanOK y solicita una asesoría sin costo. Así podrás incorporar esta metodología a tu negocio. Combinando las ventajas de Postventa Inmobiliaria y Gestión Comercial Inmobiliaria puedes facilitarte mucho el seguimiento del proceso que te contamos. 

También te puede interesar:

Mejorar la experiencia del cliente: tendencia del sector inmobiliario  

Guía para el servicio de postventa de inmobiliarias y constructoras 

Estrategias para incrementar la venta de departamentos